Boca Juniors ganó la Copa Maradona de la manera más dramática

Boca sufrió contra un joven equipo de Banfield que batalló y jugó un partido muy cerrado. No solamente tenían que luchar contra su rival dentro del terreno de juego, sino con los fantasmas que surgieron que surgieron a mitad de semana después de su eliminación de Copa Libertadores. Cuando el cuadro boquense tenía la ventaja y la tuvo que defender con nueve jugadores. Pero aún con todo esto en contra, Boca tuvo que ir a penales y superar a un rival difícil para llegar a su título número 70 en su historial.

El Xeneize siguió con los mismos problemas que los han asechado durante los últimos años, pero también surgió una de las virtudes que tienen. Los chispazos individuales han sido los que los han ayudado a superar algunos retos importantes en el proceso. El gol de Edwin Cardona en el segundo tiempo resaltó esas capacidades. El colombiano recibió el balón por izquierda, se sacó de encima a un defensor y sacó un remate infernal que superó al guardameta Iván Arboleda para darle a su equipo la ventaja.

Esta entrada fue publicada en uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *